NOTICIAS

El Cabildo dona un lote de libros a nuestra Biblioteca

Nuestro alumnado de 2º ESO A  participó en septiembre pasado en el Festival Pre-Índice en el TEA, bajo el lema “Eñe que eñe”, organizado por el Cabildo Insular de Tenerife. Por ello, esta institución nos ha hecho una donación de fondos bibliográficos por valor de seiscientos euros. Desde aquí nuestro más sincero agradecimiento por esta iniciativa. Estas fotografías con los alumnos participantes en el Premio Azagal en nuestra Biblioteca son una muestra del buen uso que hemos hecho de esta aportación.

ANIMACIÓN A LA LECTURA

Marisol Ortiz y David Lozano en el IES Santa Úrsula

Esta semana hemos tenido el honor de compartir un coloquio con dos escritores de reconocido prestigio en el ámbito de la literatura juvenil. El primer libro-fórum fue el miércoles 13 de febrero con Marisol Ortiz de Zárate y su obra La Canción de Shao Li para el alumnado de 1º ESO. El encuentro comenzó con una pequeña representación teatral realizada por un grupo de alumnos, que reflejaba las peripecias de los protagonistas por las calles de Londres, una original presentación que sorprendió gratamente a la autora. A continuación, les explicó cómo se plantea el proceso creador, cuáles son sus motivos de inspiración, qué enseñanzas quiere mostrar en sus obras… Los alumnos no pararon de realizar preguntas; ante una relativa a la muerte de uno de los personajes, Shao Li, la autora les contó el cuento anglosajón “Jack y la muerte”, que dejó impresionado a todo el auditorio, lo que arrancó un profundo aplauso por la emoción con la que lo narró y por la forma con la que se aborda un tema hasta cierto punto tabú como la muerte. Durante estos últimos cuatro años, la Editorial Bambú ha tenido la gentileza de hacer posible esta aproximación a la cultura literaria, hecho que agradecemos sinceramente y esperamos que se repita en cursos posteriores.

El segundo tuvo lugar el jueves 14 de febrero; en este caso fue el alumnado de 4º ESO con David Lozano y su obra ganadora del Premio Gran Angular, Donde surgen las sombras. También habíamos disfrutado con su palabra en dos ocasiones anteriores, en 2010 y 2013 gracias a la Editorial SM. Les habló de la creación literaria y de la necesidad de que las historias que se relatan sean una ficción creíble, por lo que es imprescindible documentarse ampliamente en los escenarios en los que se ubica la historia, entrevistarse con personas que les ayuden a conformar los personajes, investigar en archivos, hemerotecas… Así ocurrió con esta novela.  Por ejemplo, para conocer in situ los lugares por los que transitaría su protagonista se adentró en las cloacas zaragozanas. El lenguaje cercano al público juvenil, el conocimiento de las redes sociales en las que se mueven los adolescentes, la referencia a películas y videojuegos de suspense que tanto les agradan…, provocó que plantearan cuestiones que demostraban la magia que transmite la literatura.

Celebraciones

El Día de las Letras Canarias 2019 dedicado a Agustín Espinosa

dÍA DE LAS LETRAS CANARIAS 2019

Agustín Espinosa

Agustín Espinosa (Puerto de la Cruz, Tenerife, 1897 – Los Realejos, Tenerife, 1939) fue un autor admirado y muy leído en su época. Entre 1927 y 1936 desplegó lo más interesante, profundo y complejo de su producción, que alcanza en el surrealismo y en la obra ‘Crimen’ (1934) su expresión más lograda y reconocida, aunque el latido renovador de ‘Lancelot, 28°-7°’ (1929) la convierte en una pieza fundamental de la nueva literatura.

Agustín Espinosa colaboró en los principales periódicos y revistas de su tiempo (La Gaceta Literaria, Extremos a que ha llegado la poesía española, Heraldo de Madrid, Hoy, La Prensa…) y fue el principal agente de la vanguardia canaria. A él, junto a Juan Manuel Trujillo y Ernesto Pestana, debemos las páginas de La Nueva Literatura, en La Tarde, donde se fraguaría el carácter de ‘La Rosa de los Vientos’ (1927), revista cardinal en dirigir el cambio de rumbo. Luego, la gran revista, y seguramente la primordial, ‘Gaceta de arte’ (1932-1936), tiene en Espinosa a uno de sus más activos e insignes colaboradores e impulsores.

Estudiante de Filosofía y Letras en La Laguna, Granada y Madrid, se doctoró en 1924 y ejerció la docencia en Tenerife, Lanzarote, Gran Canaria y La Palma. Obtuvo en 1928 la cátedra de Lengua y Literatura Española. Agustín Espinosa prestó atención en sus apenas 41 de existencia a diversos temas de la literatura de las Islas: reivindicó la feliz hora de la ilustración canaria dedicando su tesis doctoral a fijar, desmitificar y esclarecer la figura de José Clavijo y Fajardo y, en una de sus célebres conferencias hizo lo propio con Viera y Clavijo; abrazó el homenaje gongorino del 27 recalando en la principal figura del barroco canario: Fray Andrés de Abreu; revisó los mitos de Dácil, Hernán Peraza y, por supuesto, Lancelot; emprendió el primer rescate del romancero canario y reseñó constantemente aquellas obras de su tiempo que más le interesaron: Saulo Torón, Emeterio Gutiérrez Albelo, Agustín Miranda, Pedro García Cabrera, Félix Delgado, Andrés de Lorenzo Cáceres…

La Exposición Internacional del Surrealismo celebrada en Santa Cruz de Tenerife en 1935 contó con la indispensable colaboración de Espinosa, ya como escritor y agente cultural, ya como presidente del desaparecido Ateneo de Santa Cruz, espacio que albergaría la exposición. Espinosa presentó a André Breton antes de que este procediera a la lectura de su conferencia titulada Posición política del arte de hoy y luego el propio Espinosa leyó la versión española que él mismo había realizado.

Junto a Domingo Pérez Minik, Pedro García Cabrera, Eduardo Westerdahl y Domingo López Torres firma el n. 2 del Boletín Internacional del Surrealismo y luchó hasta el final para impedir la prohibición de proyectar La edad de oro, lo que incluye la firma de un manifiesto que gaceta de arte publicó contra la labor reaccionaria de la ultraconservadora Gaceta de Tenerife, principal oponente de la proyección.

El alzamiento militar de 1936 trajo la represión y depuración de nuestro autor. Una sombra de sospecha de la que no pudo desprenderse ni siquiera colaborando en ¡Arriba España! La enfermedad que arrastraba su úlcera desde la adolescencia se agravó considerablemente y no sobrevivió al último postoperatorio. Agustín Espinosa está considerado uno de los grandes escritores de la literatura canaria y uno de los máximos exponentes del surrealismo en lengua española.